CORPORATIVO
Negocios

La clave para diferenciar una multinivel de una estafa piramidal

Mauricio Dodero – Agosto 15, 2022
Nuestro Gerente General, Mauricio Dodero, nos comenta cuál es el punto clave para diferenciar una empresa multinivel legalmente establecida, de una empresa que incurre en la estafa piramidal, intentando camuflarse bajo el paraguas de la industria multinivel.

Hoy en día, muchas personas, por desconocimiento o ignorancia deciden ser parte de empresas piramidales camufladas y pierden grandes cantidades de dinero. En suma, aquellos que promueven este tipo de empresas no solo pierden dinero, sino, también reputación, confianza y hasta la libertad. Por eso, es importante identificar rápidamente cuáles son los multiniveles legales y cuáles son las empresas que incurren en la estafa piramidal.

¿Cómo es una empresa multinivel?

Es una empresa como cualquier otra tradicional, que busca vender y posicionar sus productos y/o servicios en el mercado. Sin embargo, tiene como particularidad trabajar con embajadores de marca como canal de distribución y de marketing. En ese sentido, los multiniveles destinan su presupuesto de marketing a sus propios clientes y les dan la opción, más no obligan, de recomendar y promover los productos y/o servicios que comercializa la compañía. Como resultado, reciben una serie de comisiones que se determina según su esfuerzo. (Para mayor detalle, revisar Vol I y Vol II del Newsletter).

Ahora, teniendo claro cómo funciona el multinivel, es importante mencionar que deben cumplir con determinados estándares para operar en el mercado, como lo hace cualquier otra empresa. Además, el producto y/o servicio que comercialicen debe estar disponible para la compra, sin la necesidad de que el cliente deba recomendarlo después de adquirirlo.

¿Cómo es un esquema piramidal?

Es un negocio de dinero por dinero; en otras palabras, en un esquema piramidal piden a las personas que inviertan una cierta cantidad de dinero usualmente a cambio de rentabilidad y se les exige que recluten a más para que también inviertan en el negocio de tal modo que puedan potenciar su rentabilidad o generar ingresos adicionales porcentuales al dinero que inviertan los que invitaron. Es así, que los reclutadores reciben una ganancia en base al número de personas que llegaron al negocio a través de ellos e incluso en base al capital que aportaron al esquema. En definitiva, el único objetivo de este tipo de empresas es reclutar cada vez a más personas y más capital para incrementar sus propias ganancias, sin prestar un servicio y/o producto real o que les agrege valor.

Ante ello, las entidades gubernamentales se han involucrado para resguardar a los consumidores, detectar estas prácticas ilegales y sancionarlas. En respuesta a esta fiscalización, los esquemas de estafa piramidal han ido variando y creando nuevos matices para esconder la manera en cómo operan y han tratado de imitar a las empresas multinivel para seguir engañando a las personas. En muchos casos, intentan disfrazar la captación de capital “estructurando” un servicio o producto usualmente complejo para el entendimiento del

consumidor común; por ejemplo, servicios de robots automáticos que aseguran rentabilidades irreales en los mercados financieros, pools de inversión, paquetes de minería de cryptomonedas que son nuevas o que solo tienen utilidad dentro de la comunidad de esa compañía, o estrategias similares que están más estructuradas aún y que al final tienden a inducir al cliente a solo consultar cuanto ganará, mas no a consultar si realmente su capital está contratando el servicio o, lo que es lo más probable, financiando el pago de rentabilidad del inversor que llegó antes al esquema.

Asimismo, es pertinente mencionar que los multiniveles tampoco pueden captar inversión de las personas, ya que lo único que está permitido por ley es el cobro como contraprestación por un producto y/o servicio que recibe el cliente, pues de esa manera es como trabajan todas las empresas, sean o no multiniveles. De la misma manera, existen leyes en el sistema financiero, en las que se menciona que todas las empresas que hagan intermediación financiera deben estar reguladas por el órgano competente; en otras palabras, las únicas empresas que pueden recibir dinero como ahorro o inversión son los bancos, aseguradoras, fondos de pensión y otras entidades de índole financiero con autorización. En ese orden, ninguna empresa de red de mercadeo legal y mucho menos los esquemas piramidales ilegales, según los lineamientos globales, pueden hacer intermediación financiera.

En síntesis, las empresas multiniveles cuentan con una estrategia fiable y correcta, pues son reguladas bajo distintas leyes y organismos gubernamentales, para cumplir con los estándares que los clientes y consumidores merecen, mientras que existen otras empresas que encubren su modelo de negocio fraudulento detrás del multinivel, dañando así la imagen de las empresas que lo hacen correctamente. Sin más, espero que toda esta información les sirva para identificar y tomar las medidas necesarias cuando se encuentren ante empresas fraudulentas.

MINED es una academia de e-learning enfocada en mejorar el estándar de vida de las nuevas generaciones a través de educación de calidad en las carreras de la era digital. Con un año y tres meses de creada, desde su pre-lanzamiento, les podemos asegurar que más 68,000 personas han podido mejorar su vida y han encontrado una gran oportunidad educativa en nuestra academia. Seguiremos trabajando en busca de agregar valor genuinamente y mejorar cada uno de nuestros servicios por y para ustedes.

Mauricio Dodero

Gerente General

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos